lunes, 10 de marzo de 2014

Volvemos...



Complicado va a ser mantener el blog, o no... ya no sabria decir. El caso es que en principio este blog solo me servia como recordatorio de mis entrenos, competiciones y otros periplos deportivos. Y desde Junio ha habido poco de eso. Realmente poco. La temporada pasada se redujo a unas tres o cuatro semanas de una intensidad absoluta haciendo mi mejor Ironman hasta el momento, al cabo de una semana participé en el Half Challenge que era el Campeonato de Media Distancia y dos semanas mas tarde en el salvaje Triatló de Balaguer, que ya comenté. Acabé cansado pero bien. 
Pero era tiempo de parar, dejar ese estado de medio embriaguez que da entrenar fuerte para cumplir mas y mas objetivos. Todo a mi alrededor estaba cambiando y tenia que aparcar el triatlón y la preparación. Y en eso he estado los últimos meses, casi un año. Y volver duele. Duelen las piernas, duele todo el cuerpo. A veces podemos cometer el error de pensar que lo que hacemos es fácil por que lo acabamos incluyendo en nuestra rutina, pero no es así. En las últimas semanas he podido sufrir las consecuencias de 10 meses de entreno de mantenimiento, con poco kilómetros en las piernas corriendo y muy poca bici y una casi nula preparación en la piscina. Cuesta aceptar, cuando habia hecho algun Ironman sin preparación especifica en el pasado, y no costó mucho acabar, cuesta aceptar digo el estar entrenando a ritmo cochinero y ver que antes de llegar a los 20 kms tu cuerpo te pide clemencia, tus rodillas no se levantan y cuesta casi subir a un bordillo. Pero aunque las ganas son las de siempre o incluso mas mis horarios, rutinas, hábitos, y todo un poco ha cambiado y se ha hecho dificil compaginarlo todo. Pero pasada la navidad llega enero y despues febrero que es el mes que precede a marzo... el mes de la Marató de Barcelona. Y ha tocado ponerse a punto contrarreloj. Empezando a subir kilometraje de los escasos 20 kms semanales que venia corriendo he podido llegar como tope a los 65 semanales y como cifra habitual estas ultimas semanas los 55 km. Como prepapración he corrido la Mitja de Barcelona en 1.32.02 y la de Gavà en 1.33.47 sufriendo mucho mas en esta última, supongo que por lo horrible, anodino y rayante de su recorrido. Lejos de la hora trenta minutos del año pasado, ademas de que el pasado año a todas estas sesiones le podia sumar una de bici de minimo 3 h semanales y este año no esta siendo asi. Con lo cual este año la maratón es bastante previsible, parece que deberia rondar las 3:15h aproximadamente, aunque el objetivo seria, si se da el dia y me levanto con energias y sin los problemas intestinales de los ultimos dias el bajar de las 3h 10'.
Aunque acabo de escribirlo y pienso... estaria bien disfrutarla, no ir a tope, quizas este año no es uno para apretar si no para consolidar. Será mi 7ª maratón de Barcelona desde que me inicié en el 2008. Ha llovido mucho.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro que escribir esta entrada también forma parte de tu entrenamiento... metal. Yo no dudo ni un segundo de que la harás en 3.10. Y si no, pues no, correr los últimos metros con Nil ya valdrá la pena, aunque la hagas en 4 horas. :-)

Elena

Lluis Rey dijo...

asi es, o con Clo, o los dos... pero ahi llegas con ganas de apretar y salen lentos!! jajajajaja